EL HILO DE COSER Y SU EVOLUCIÓN

EL HILO DE COSER Y SU EVOLUCIÓN

Los   hilos de coser. tienen   una   misión   fundamental en la costura, que van desde las exigencias de prestaciones en el cosido hasta la obtención de la función que han de cumplir en la prenda   (adorno, resistencia, elasticidad, etc.)

Es un hilo que ha de coser al máximo   de velocidad que permita   la máquina, con el mínimo   de paros, o sea que sobreviva al castigo de la costura con gran crédito para el confeccionista y sin duda alguna   para el productor del hilo,

Es un hilo de alta tenacidad que entra en proporciones pequeñísimas en una prenda, en términos de peso, pero en uso de la prenda, es un componente que el usuario, el destructor de la prenda, lo exige casi indestructible.

La primera distinción que conviene hacer respecto al hilo es la de que, dada la función   dicha,   tiene que reunir características especiales cómo la resistencia de la fibra o filamentos con que se fabrica, ya que, cómo hemos   dicho   ha   de   soportar e1 esfuerzo a   que   es sometido en una máquina de coser.

Desde la máquina, que en el siglo XX, se usaba en las industrias cosiendo a una velocidad de 350 punta­ das por minuto,   hasta las   actuales, mucho más modernas,   que   consiguen más   de   8.000    puntadas   en   el mismo tiempo, se ha producido una enorme evolución.

El   hilo de coser tiene una larga historia:

En su   día, la seda   natural perdió su puesto en el mercado por precio. Quedó el algodón   100%   Ne 50/3 que en los años   tuvo   un   sucesor   el   Ne   30/2,   más económico e   igual   calidad, reinó   cómo   Nm   50/2 = 25.000 mts. /kg.   y casi   1.000   gramos de resistencia.

Vinieron   las   fibras   sintéticas. El   Poliéster fue   el gran triunfador y a semejanza del algodón con sus tres cabos,   nació   el   3/120 =   40.000m/kg. y   con   la resistencia de 1.000 gramos.

Pero la tecnología progresa, las productoras de fibras mejoran   sus   características, hasta que aparece   el Nm. 2/80 de poliéster 100%, 40.000 m/kg. y 1.000   gramos de resistencia, que   representa un nuevo   paso en la evolución del mercado.

Pero   este   hilo, en máquinas de   gran   velocidad   y para   tejidos   gruesos   y elásticos presenta  limitaciones, es cuando aparece una nueva tecnología que se llama “Poliéster recubierto de algodón” un hilo sofisticado y costoso de producción. Está hoy en el mercado también   en   el   número básico de   2/80 = 40.000 mts. y 1.000   gramos   de resistencia.

Últimamente, otra opción   intermedia que cubre problemas   específicos, nace basándose en la misma técnica del   Core-Spun y se presenta   en el mercado, con la denominación “Poliéster recubierto de Poliéster”.